Cuatro remedios caseros para acabar con las verrugas

Bienestar 6816 Visitas

Es importante acudir a un dermatólogo si el crecimiento de estos pequeños bultos es doloroso, cambian de aspecto, o si uno no está seguro de si son realmente verrugas.

Las verrugas comunes son crecimientos de pequeños bultos granulares en la piel que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, especialmente en manos, pies y cuello. Son causadas por el virus papiloma humano (VPH), que se transmite por el tacto o por el uso compartido de objetos o tejidos.

Cada persona tiene una respuesta distinta a este tipo de virus, por lo que hay gente que no desarrolla verrugas al haber tenido contacto con el mismo. No obstante, aquellas personas a las que les afecta y presentan alguna verruga suelen tenerla entre dos y seis meses, ya que en general desaparecen por sí solas durante ese periodo de tiempo.

Es importante acudir a un dermatólogo si el crecimiento de estos pequeños bultos es doloroso, cambian de aspecto, o si uno no está seguro de si son realmente verrugas. Un especialista determinará la gravedad de los síntomas y podrá recomendar el tratamiento más adecuado para cada caso.

Pero la realidad es que las verrugas comunes no tienen importancia, aunque mucha gente decide quitárselas por comodidad o estética. Una vez se ha descartado la posibilidad de que sean peligrosas, existen algunos remedios caseros naturales que ayudarán a tratar estos crecimientos anormales en la piel.

Vinagre de manzana

Este truco es muy sencillo, tan solo hay que humedecer un algodón en vinagre de manzana y aplicarlo sobre la verruga dejándolo actuar durante toda una noche. El producto tiene propiedades tanto antisépticas como antiinflamatorias, lo que ayudará a la recuperación del estado de la piel de forma efectiva.

Ajo

El ajo es un alimento que favorece el sistema inmunitario y un antibiótico natural, por lo que también permite deshacerse de las verrugas rápidamente. La forma de utilizarlo es machacar un diente de ajo hasta conseguir una pasta consistente y aplicarla directamente sobre la verruga. Se recomienda cubrir la zona con una venda y mantenerla durante la noche para que tenga un mayor efecto. Por la mañana habrá que retirar la pasta y lavar el área con abundante agua y jabón suave.

Aloe vera

Se trata de una planta cuya savia se utiliza por sus características cicatrizantes y capacidad de regenerar tejidos dañados del organismo. Para tratar las molestas verrugas, hay que aplicar el gel que contiene dentro el vegetal y dejarlo actuar durante la noche, siguiendo el mismo procedimiento que en los remedios anteriores.

Limón

Este cítrico es muy popular en remedios caseros de todo tipo, desde trucos de limpieza hasta tratamientos para distintos problemas de salud. Exprimir su jugo y aplicarlo con ayuda de un algodón sobre la verruga todos los días favorecerá que esta se seque y acabe cayéndose.

Prevención

Pese a poder contar con estos sencillos remedios caseros para tratar las verrugas, es primordial conocer la forma de prevenir el contagio y desarrollo de las mismas. Los expertos aconsejan que nunca se arranquen las verrugas, ya que esta acción puede provocar su propagación por otras partes del cuerpo, y cuidar mucho las manos. Las personas que se muerden las uñas son más propensas a contraer el VPH porque la piel de alrededor está agrietada.

Compartir

Comentarios